Teletrabajo y comunicación interna en las empresas

Teletrabajo y comunicación interna

Tiene que pasar algo, y además grave, hasta que de verdad tomemos cartas en el asunto. No hay que remontarnos muy atrás para sacar centenares de casos en los que con un poco de planificación se podía haber previsto una actuación más eficaz, menos caótica y sin la sensación de improvisación constante. Ahora, con el teletrabajo en la palestra para evitar los contagios del dichoso coronavirus y poder seguir trabajando desde casa, se ha vuelto a poner de manifiesto —y eso que ya se venía reclamando, aunque tímidamente— la necesidad de una política a nivel empresarial y estatal respecto a este asunto, clave para una mayor conciliación laboral y, en muchos casos, un mejor rendimiento y productividad.

Hacia un modelo de teletrabajo habitual

Está claro que no todos los sectores y puestos de trabajo pueden acogerse al teletrabajo —imagina a un panadero o un dentista—, pero sí que es verdad que con cada vez más perfiles tecnológicos y con una implantación quasi-global de internet, vivimos por primera vez en la historia en una época en la cual estamos en disposición de realizar muchos trabajos en remoto, y muchos de ellos —cada vez más— al 100%. Aún estamos lejos en implantación en España, según Eurostat apenas un 4,3% de los trabajadores (un 14% en Países Bajos); y según Adecco con un estudio posterior, un 7,9% se conecta a distancia en nuestro país.

Ojo, no todo es Jauja. Ciertas tareas mejorarán, algunas llegarán nuevas y habrá otras que se queden para la historia. Procedimientos, metodologías, resoluciones… Como toda transición o evolución, necesita de unas pautas claras para no perderse en el camino y lograr alcanzar lo que estamos persiguiendo sin dejarnos ningún eslabón suelto. Y en este aspecto es clave lo que las empresas sepan comunicar a sus empleados, con un plan de comunicación sin fisuras, bien consensuado, entendible y fácilmente ejecutable, para variar.

Tú buscas satisfacción y yo productividad. Podemos entendernos

No nos olvidemos de que las personas estamos empezando a mirar más allá del sueldo. Ya no es todo el cuánto cobras, sino la calidad de vida que alcanzas con tu empleo. Si te permite conciliar, si te sientes valorado, si es flexible, si es estable… Y aquí es donde entra la comunicación de la empresa hacia el empleado para que este se encuentre a gusto y valorado. Feliz. ¿Por qué? Pues porque además el empleado será más fiel, más productivo y el primer embajador de la marca.

No se trata sólo de que le permitan trabajar en pijama desde su salón. Y no necesariamente todos los días. Consiste en que, como trabajador, sigue teniendo sus responsabilidades y objetivos, y puede lograrlos desde remoto. Ya sea desde casa o en la oficina, debe sentirse parte de un equipo y partícipe de un objetivo, con el ánimo a tope y la motivación intacta, y muchas veces desde fuera es mas complicado trasladar estas emociones. Este es el objetivo de la empresa en este punto, y aquí donde se hace fuerte la comunicación y el departamento de comunicación.

Un plan de comunicación adaptado al teletrabajo

Saber adaptar en tiempo y forma el plan de comunicación interno de la empresa al teletrabajo es esencial para ambas partes. De nada sirve buena voluntad si no se es capaz de comunicar. Mucho peor: de nada sirve estar ambas partes de acuerdo y fracasar a la hora de ponerlo en marcha. Por este motivo es necesario ajustar el plan de comunicación para asegurarnos de que la empresa sepa comunicar los cambios y el empleado los reciba, sepa entenderlos y sea capaz de ponerlos en práctica. La empresa debe además proporcionar al empleado las herramientas necesarias para que esa comunicación sea fluida y bidireccional: chats, videollamadas… (WhatsApp, Slack, Hangouts, Skype, etc.), intranet, foros, buzones de consulta, newsletter, blog, espacios colaborativos…

Es esencial que, además de recibir información, un empleado pueda expresar su opinión y debatirla si es necesario. Y que del mismo modo su trabajo sea reconocido y sienta que desde la empresa se le escucha y se toma en valor su opinión. Es pieza clave en la motivación, incentivación e integración en el equipo, y donde la comunicación interna es clave en una relación fluida, sincera y eficaz.

¿Está tu empresa preparada para implantar el teletrabajo de forma habitual? ¿Necesitas ayuda para retocar el plan de comunicación interna o crear uno nuevo adaptado a la nueva situación? No dudes en contactar con una agencia de comunicación como Ubiqual, que os guiará en los pasos necesarios para lograrlo con éxito.

Share on facebook
Facebook
Share on linkedin
LinkedIn
Share on twitter
Twitter
Share on email
Email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscríbete a la newsletter de Ubiqual

Mantente al día de las últimas novedades en el ámbito del marketing y la comunicación, así como de nuestra agencia de comunicación.

Otros artículos relacionados

¿Buscas algo más relacionado con la comunicación y el marketing?

¿Te ayudamos?

Si tienes algo que contarnos, estaremos encantados de escucharte.

Logo ubiqual solo trazado blanco sin fondo