Cómo crear un logo de marca potente y memorable

cómo crear un logo

Todas las empresas tienen logo, pero no todos los logos son efectivos. El diseño de un logo requiere de un profundo proceso de planificación y, sobre todo, de conocimiento de la marca. Al fin y al cabo, el logo es la cara visible de la empresa, lo que la hace reconocible y lo que llega directamente a la memoria del consumidor. ¿Te vas a jugar tener un logo que no te identifique o lo que es aún peor, que te confunda con la competencia?

¿Qué es lo básico que debo saber sobre un buen logo?

El logo —signo gráfico que identifica a una empresa, a un producto, a una institución, a una asociación o a un proyecto— es el primer elemento en el que nos tenemos que centrar, primero porque es lo que permite que una marca se reconozca y se distinga de la competencia; y en segundo lugar, porque transmite los valores corporativos. La primera imagen que tiene un cliente es el logo. De ese primer impacto puede surgir la confianza o, por el contrario, el rechazo.

En el diseño de un logo hay que tener en cuenta diversos aspectos, dentro de los cuales adquiere protagonismo los valores corporativos. La imagen tiene que representar, a golpe de vista, la filosofía y los valores que definen la marca. Para ello es clave la elección de los colores, la tipografía y el isotipo.

Logotipo, isotipo, imagotipo e isologo

Antes de continuar, debemos aclarar conceptos. Llamamos logo a todo —erróneamente—, pero en realidad hay cómo mínimo las siguientes diferenciaciones: logotipo, isotipo, imagotipo e isologo.

  • Logotipo: es el nombre de la marca con la tipografía y colores personalizados. P. ej. Cocacola.
  • Isotipo: es el símbolo o representación gráfica de la marca. P. ej. La manzana mordida de Apple.
  • Imagotipo: es la fusión del logotipo e isotipo, pero que
    también pueden funcionar por separado. P. ej. El caballo rampante y las
    letras de Ferrari con la F alargándose hasta la i.
  • Isologo: cuando el diseño funciona como un todo y no se pueden separar las partes. P. ej. Burger King

Características de un logotipo memorable

El diseño del logotipo es una tarea que gana en complejidad con el paso del tiempo debido a la globalización, cada vez hay que repartir la tarta en más trozos y esto no resulta nada fácil. Las empresas tienen el reto de conseguir que los clientes las recuerden y además las asocien con valores positivos. Aunque la creatividad es la clave, hay que tener en cuenta una serie de características comunes a aquellas marcas que han conseguido impactar y ubicarse en el top of mind del consumidor.

Sencillez (imagen y tipografía)

Para que una marca sea recordada a través de su logo, esta tiene que ser lo más sencilla posible. De un simple vistazo el consumidor tiene que reconocer la marca. La tipografía tiene que ser clara para que los usuarios la recuerden y la puedan nombrar.

Color o colores

Los colores tienen la capacidad de influir en las emociones. A esto se une el hecho de que el celebro procesa el color antes que las formas y las palabras. Por lo tanto, la puerta de entrada al usuario es a través de los colores.

  • Pongamos como ejemplo McDonald’s, utilizó el color rojo porque es estimulante, cargado de energía y atrevimiento. Se asocia con estar activo, aumenta la frecuencia cardiaca y ayuda a estimular el apetito.
  • Por su parte, el amarillo se asocia con la felicidad y es el color que mejor visibilidad a la luz del día y es una llamada a la acción. Ambos colores combinados estimulan la compra de hamburguesas y te hacen sentir feliz. Sin embargo, las crisis de reputación que persigue a esta compañía, cuestionando la calidad de las hamburguesas, ha sido el detonante para que la marca haya modificado su color por el verde para conseguir una imagen acorde con el respeto al medio ambiente.
  • Siguiendo con los colores, el naranja se asocia con la diversión, la vitalidad y creatividad; es un color muy positivo (ejemplo Fanta, ING, Nickelodeon…).
  • El color verde transmite paz, salud, tranquilidad. Se asocia con la naturaleza. El azul es el color corporativo por excelencia, ya que se vincula con valores como confianza, transparencia, seguridad. Es utilizado por prácticamente todas las aseguradoras.
  • Otros colores menos utilizados son el rosa, que se asocia con la belleza, la delicadeza; es un tono que relaja.
  • El morado representa status y sofisticación.
  • El blanco se asocia a valores como la inocencia y la pureza.
  • Y el negro refleja sofisticación, sobriedad, lujo, elegancia. Es uno de los colores más utilizado.

Atemporalidad

El logotipo forma parte de la identidad corporativa. Como hemos indicado anteriormente se asocia con los valores y la filosofía de la marca y por lo tanto, cuando se diseña hay que pensar a largo plazo. El diseño no tiene que estar basado en modas, porque se corre el riesgo de que con el paso del tiempo quede anticuado. Cambiar un logo conlleva el riesgo de que los consumidores no lo identifiquen con tu marca. Esto no significa que tenga que quedar tal y como se creó, pero se pueden ir introduciendo pequeñas modificaciones, que sean percibidas como una renovación de la marca; pero siempre siguiendo los valores e historia de la marca.

Adaptable a cualquier formato

Los logotipos se tienen que adaptar a cualquier formato: grandes soportes publicitarios y pequeñas pantallas de móvil.

Errores frecuentes en el diseño del logo

Dicho lo anterior, estamos cada vez m´s cerca del logo perfecto. Pero no hay que bajar la guardia, tambien es primordial no cometer ciertos deslices a la hora de diseñar la imagen de tu marca. Los errores más frecuentes que se comenten son:

  • Público objetivo. Si para determinar las estrategias de marketing o de comuniación hay que tener en cuenta el público objetivo, en el diseño del logo es igual. No es lo mismo dirigirse a la generación Boomers, ‘X’, Millenials o ‘Z’, cada generación tiene sus particularidad, gustos y necesidades diferentes. Si no le entras por la vista a tu target, difícilmente se va a acercar a tu producto.
  • Plantillas de stock. Hoy en día hay infinidad de plantillas y herramientas gratuitas, que están muy bien pero no para la creación de diseños profesionales. Es preferible recortar en otras acciones que en el diseño del logo.
  • Las semejanzas no benefician. Las marcas, como las personas somos muy diferentes unas de otras. No está de más, e incluso es recomendable, tomar ideas de diseños que ya están funcionando, pero no intentar copiar, lo primero es que te puedes enfrentar a problemas legales por plagio; lo segundo es que no conviene confundir a la audiencia (aunque te lleguen clientes por confusión, en cuanto se den cuenta se irán, y la imagen que tendrán de tu marca no será precisamente buena), y lo tercero es que tienes que conseguir destacar y diferenciarte. Por lo tanto, sé original, te llevará más tiempo, pero los resultados merecen la pena; sino que se lo digan a marcas como Apple o como Osborne, que se ha convertido en un símbolo nacional.

Para terminar, cerramos con un útimo consejo, y no por ello el menos importante. Y es que si no tienes conocimiento en diseño gráfico, no dudes en delegar esta función en una agencia especializada en diseño gráfico o en branding como Ubiqual, donde te ayudarán a encontrar el mejor logo para tu marca.

 

Share on facebook
Facebook
Share on linkedin
LinkedIn
Share on twitter
Twitter
Share on email
Email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscríbete a la newsletter de Ubiqual

Mantente al día de las últimas novedades en el ámbito del marketing y la comunicación, así como de nuestra agencia de comunicación.

Otros artículos relacionados

¿Buscas algo más relacionado con la comunicación y el marketing?

¿Te ayudamos?

Si tienes algo que contarnos, estaremos encantados de escucharte.

Logo ubiqual solo trazado blanco sin fondo